>Pelea entre Israel y Alemania por el legado de Kafka

>

De: guillermo sarubbi 
Público.es

El abogado de la Biblioteca Nacional de Israel confirma que hay un cuento inédito

EUGENIO GARCÍA GASCÓN CORRESPONSAL

Israel y Alemania mantienen una enconada lucha por el legado literario de Franz Kafka, que se encuentra en las cajas fuertes de media docena de bancos de Tel Aviv y un banco de Zurich, antes de que la jueza Talia Pardo decida a quién pertenecen los manuscritos y un gran número de cartas inéditas que estuvieron en poder de Max Brod, amigo y albacea de Kafka, hasta su fallecimiento en 1968.
Meir Heller, abogado de la Biblioteca Nacional de Israel, confirmó este miércoles a Público que en las cajas fuertes que se han abierto hasta ahora, que no son todas, han aparecido “varios manuscritos literarios inéditos”, así como una gran cantidad de cartas escritas por Kafka. “El valor de las cartas también es muy alto. En Basilea se subastó recientemente una por 125.000 dólares”, dice el abogado.
El diario Haaretz reveló ayer que entre los papeles que ya se han catalogado hay al menos un cuento inédito del escritor checo de expresión alemana.

Decisión inminente

La jueza de Tel Aviv anunció que el contenido de las cajas fuertes se hará público en los próximos días, pero no los documentos de Esther Hoffe, que durante años fue la secretaria de Brod, y que falleció hace dos años dejando a sus dos hijas como herederas del legado de Kafka y Brod.
La Biblioteca Nacional de Israel sostiene que poco antes de su muerte, Brod expresó su deseo de que el legado de Kafka y el suyo propio fueran a parar a esa institución. La jueza Pardo tendrá que decidir si en verdad es así o si la propiedad de los manuscritos les corresponde a las hermanas Eva y Ruth Hoffe, que aparentemente cuentan con el apoyo del Archivo de Literatura Alemana de Marbach.
La decisión de la jueza de publicar el contenido del legado tan pronto como se haya catalogado se produce como respuesta a la petición del abogado Heller, y en contra del deseo de las hermanas Hoffe y del Archivo de Literatura Alemana de Marbach, que también reclama los manuscritos de Kafka y que estaría dispuesto a comprárselos a las dos hermanas si la jueza decidiera finalmente que ellas son sus propietarias.
Kafka, que falleció en 1924, era judío aunque nunca llegó a vivir en Israel puesto que entonces todavía no se había creado el Estado judío en Palestina. De ahí que la Biblioteca Nacional de Israel diga que tiene el derecho de conservar los tesoros del “pueblo judío” en general, entre los que incluye el legado de Kafka, aunque éste nunca vivió en Israel.
En su lucha contra la Biblioteca Nacional de Israel, el Archivo de Literatura Alemana sostiene que es el lugar ideal para conservar los manuscritos y ponerlos a disposición de los especialistas. El Archivo considera que el hecho de que Kafka escribiera en alemán, y no en hebreo, es suficiente para exigir los manuscritos.

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en Escritores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s