>Los riesgos de la Web

>Facebook instaló un sistema preventivo contra ciberabusos

Los usuarios de la red social pueden bajar una aplicación desde la que se pide ayuda

Ariel Torres  LA NACION 

El caso Ashleigh Hall, de la ciudad inglesa de Durham, fue la gota que rebasó el vaso. Tenía 17 años y creyó que en Facebook realmente había conocido a un estudiante universitario de Darlington de su misma edad. Pero como muchas ilusiones de la pantalla, ésta también resultó falsa. Horriblemente falsa. Su nuevo “amigo” era Peter Chapman, criminal sexual de 33 años que la raptó, violó y asesinó el 25 de octubre del año pasado.
Desde entonces, el Centro para la Protección de los Niños Onliney contra el Abuso (Ceop, por sus siglas en inglés), una agencia policial británica, ha estado bregando por añadir un botón de pánico en la más popular de las redes sociales. Pero Facebook se tomó su tiempo y, además, no concedió todo lo que se le solicitaba.
El botón de pánico que acaba de añadir Facebook es una aplicación que cada usuario debe instalar en su perfil; no aparece de forma predeterminada, como pedía el Ceop. Pese a todo, para los responsables de la agencia es un paso adelante. En rigor, es la primera vez que Facebook da un paso atrás y admite de manera oficial que la seguridad de niños y adolescentes deja mucho que desear en el sitio.
Cada persona puede instalar en su perfil de Facebook un número de miniprogramas opcionales o aplicaciones. La del Ceop se llama ClickCeop ( http://apps.facebook.com/clickceop ), y al hacer clic lleva a una página con asistencia, información y la posibilidad de denunciar un intento de abuso en línea.
En rigor, la agencia recibe por esta vía también reportes de otras clases de amenazas en línea: ciberacoso, virus, contenidos peligrosos, entre otros. LA NACION probó agregar esta aplicación a una cuenta y descubrió que los usuarios de la Argentina pueden añadir el menú ClickCeop en sus perfiles (sólo en inglés). El Ceop tiene alcance internacional. Sin embargo, incluso los medios de los Estados Unidos se preguntaban ayer si los norteamericanos podrían beneficiarse de este nuevo botón de pánico.
En cambio, algunos expertos dudaban de si los chicos ingleses y sus familias sacarían algún partido de esta iniciativa del Ceop, dado el patrón de comportamiento de los depredadores sexuales en Internet. Como pueden ocultar sus verdaderas identidades, tienden a seducir y ganarse la confianza de los chicos, por lo que rara vez los niños y adolescentes llegan a darse cuenta del peligro hasta que es demasiado tarde.
Pero eso es precisamente porque las víctimas y sus familias cuentan con poca información sobre el tema. No sólo se dice poco, sino que también se habla poco puertas adentro sobre hechos que, lejos de ser esporádicos, han forzado a las redes sociales Facebook y MySpace a eliminar miles de cuentas de criminales sexuales registrados por las autoridades de los Estados Unidos. Sólo en 2009 MySpace expulsó a 90.000 y Facebook, a 5500.
Si Ashleigh Hall hubiera contado con más información sobre la cifra de criminales sexuales que acechan en línea, si hubiera tenido más información sobre sus inescrupulosas tácticas de aproximación, quizá lo habría pensado dos veces antes de encontrarse con Chapman.

Argumentos endebles

No convencen los argumentos brindados por Facebook a la BBC (http://news.bbc.co.uk/2/hi/technology/10572375.stm ) acerca de por qué la red social no añade un botón de pánico de forma predeterminada en los perfiles. La ejecutiva de la firma dijo que cada usuario construye su propia experiencia en Facebook y que es más efectivo para los adolescentes instalar una aplicación a sabiendas de lo que hace ese programa. Sin embargo, Facebook también prometió una campaña masiva para difundir la existencia de ClickCeop: en Inglaterra, los chicos de 13 a 18 años encontrarán un aviso sobre la existencia de ClickCeop al entrar en sus cuentas.
Es verdad que ClickCeop no es una solución completa, pero es un paso adelante en la lucha contra el más monstruoso de los flagelos de la sociedad, que ahora infecta Internet y busca a sus víctimas con mayor frecuencia en las redes sociales.
Una de las críticas que ClickCeop ha recibido es que, de ahora en más, los criminales buscarán contactar primero a los chicos que no tengan el menú de la aplicación en sus cuentas. Pero bastará que Facebook oculte de ahora en más el menú de ClickCeop, como hace con otras cosas que decidimos no compartir con desconocidos, para que el problema desaparezca. En nuestras pruebas, si la persona no tiene ningún amigo en común con nosotros y hemos cerrado correctamente el perfil, el menú de ClickCeop no será visible. En este caso, la privacidad del perfil estaba configurada con la opción Sólo amigos en lugar de Recomendada.

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en Familia, Hijos, Internet, Niñez, sociedad, Tecnología, Vida cotidiana. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s