>Opinión: Los niños invisibles

>Por Bernardo Kliksberg 

Para LA NACION

Son invisibles. No tienen gremios ni lobbies ni oficinas de prensa. No tienen voz. Sufren a diario un atropello sin nombre. Se les roba la infancia, y la educación. Son los niños en situación de trabajo infantil.

Según la Organización Internacional del Trabajo hay 14 millones de niños de 5 a 17 años explotados de ese modo en la región. Uno de cada 10 niños. La mayoría en trabajos peligrosos y que amenazan su integridad física y psicológica. Además, se estima que 3 de cada 4 que trabajan abandonan sus estudios.
Trabajan en plantaciones, minas, reciclaje de basura, comercio ambulante, construcción, servicio doméstico. No tienen protección de ningún tipo, sus jornadas son superiores a las de los adultos y no tienen derechos laborales. Los indígenas son los más afectados.
Un informe del Departamento de Trabajo de Estados Unidos sobre la región advierte: “La crisis económica elevó la explotación infantil y al negar acceso a la educación, el trabajo infantil condena a la pobreza a generación tras generación”.
Hay soluciones. En reciente reunión de 80 países se logró una hoja de ruta. El ministro del Interior de Holanda refirió que el país pidió a la Unión Europea la prohibición del trabajo infantil en la región. Dijo: “El círculo vicioso de la pobreza sólo se puede romper si los niños y niñas van a la escuela”. Se acordó formar una red mundial de empresas contra el trabajo infantil. Es significativo el ejemplo de Telefónica con su vigoroso programa Proniño, que benefició a más de 200.000 niños.
Por estos días, 170 estrellas de fútbol están participando en una gran campaña de movilización para la Copa. El Día Mundial contra el Trabajo Infantil coincidirá con el Mundial, y su lema será Metamos un gol, erradiquemos el trabajo infantil.
Los invisibles se harán esta vez visibles. Es de esperar que la conciencia colectiva reaccione.
El autor escribió el libro Primero la gente

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en Hijos, Niñez. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s