>Vivir junto al Alzheimer

>

Vivir junto al Alzheimer

  • Un certamen reúne más de 330 guiones sobre el papel de los cuidadores
  • Presentan mayores niveles de ansiedad y depresión que el resto de la población
  • A la vez que el diagnóstico, si el cuidador es un familiar, debería realizarse prevención
ELMUNDO.es

MADRID.- Poco a poco, van perdiendo la memoria. Empiezan a tener dificultades para realizar tareas diarias como seguir un programa de televisión. Y así comienza una especie de regresión hacia su infancia. Llega un momento en el que las personas con Alzheimer dejan de ser autónomos, necesitan que les den de comer, les pongan las zapatillas, les limpien los dientes… De nuevo vuelven a ser como niños y necesitan que alguien les cuide con mucho cariño.
Esta es la realidad que plasma el cortometraje ‘Algo queda’, premiado por el certamen SNCfilm, cuyo objetivo, en esta ocasión, es reconocer y concienciar acerca de la exigente labor que supone el cuidado de los enfermos de Alzheimer por parte de los cuidadores no profesionales.
Ana Lorenz, la autora de esta obra, cuenta el caso de una hija que cuida de su madre día y noche, tal y como en su día ésta lo hizo con ella. Pero no es la única historia. Más de 330 guiones han participado en esta edición de cortometrajes SNCFilm. Todos reflejan el sacrificio desinteresado que realizan los cuidadores de los enfermos de Alzheimer, que en España se calcula que son entre 600.000 y 800.000.
“Refleja muy bien los vaivenes emocionales a los que está sometido el cuidador de una persona con Alzheimer: la abnegación y el sacrificio, por un lado, pero también la doble tragedia de que tu madre no te reconozca y de que tú no la reconozcas a ella“, explica uno de los miembros del jurado, Antonio Santos Mercero, periodista y co-creador de la serie Hospital Central.
En España, casi la mitad de los cuidadores de personas con demencia dedican más de 10 horas a esta labor que, fundamentalmente recae en los familiares directos, sobre todo en las mujeres (66%).

Segundo enfermo de Alzheimer

Jaqueline Bonnet no sólo habla como miembro del jurado, sino como cuidadora de un enfermo de Alzheimer: “Tu vida se focaliza completamente en el enfermo, en su cuidado físico y emocional, algo que puede llevar las 24 horas del día. Tu vida laboral, tus relaciones sociales, tu entorno familiar, el cuidado de la propia salud física y psicológica se ven impactados de forma negativa”.
Estos cuidadores desarrollan enfermedades físicas y psicológicas en mayor medida que el resto de la población. Presentan mayores niveles de ansiedad y depresión. Además, “el síndrome del cuidador es mayor en los cuidadores informales (familiares) que en los formales (profesionales). Es lo que se ha llamado el segundo enfermo de Alzheimer”, asegura Jorge Matías-Guiu, jefe de servicio de Neurología del Hospital Clínico San Carlos.
En su opinión, “más que una situación relacionada se trata de otra enfermedad, con una causa específica (el hecho de ser cuidador) y con una clínica específica, que debe ser prevenida y trata, y cuando se diagnostica un paciente de Alzheimer, debe realizarse ya la prevención del cuidador si es informal”.
Sin embargo, no sólo no se realiza dicha prevención sino que, según una encuesta europea publicada en 2008 en ‘Journal of Geriatric Psychiatry’, al 78% de los cuidadores españoles le hubiera gustado obtener más información sobre los servicios disponibles.

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en Salud, sociedad, Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s