>El trabajo en casa, a la orden del día

>

El trabajo de la oficina en el hogar se traduce en una mayor eficacia.

El trabajo de la oficina en el hogar se traduce en una mayor eficacia. (Keystone)

Quedarse un poco más en la cama, no tener que salir de casa… Parece como un domingo por la mañana. Sin embargo, eso podría ser el comienzo de un día de trabajo para los empleados de las empresas abiertas al teletrabajo.

Este 18 de mayo se celebra por primera vez en Suiza el Día del Trabajo desde Casa (Home Office Day). Lanzada con la bendición del ministro de Energía, Transporte y Comunicación, Moritz Leuenberger, la idea es dar una mayor flexibilidad a los oficinistas al tiempo que se contribuye a aliviar un poco el medio ambiente. 
“Estoy convencido del potencial del teletrabajo”, dijo el ministro en una conferencia de prensa para la presentación del proyecto. Moritz Leuenberger dispone de una experiencia personal reciente. En abril pasado, debió reunirse con sus colegas ministeriales de Europa a través de una videoconferencia, a causa de la nube de ceniza que bloqueaba el tráfico. “Otros ministros de Transporte dijeron entonces: ‘¿Por qué no hacer esto más seguido?'”, señaló Moritz Leuenberger. 
Muchas empresas y organizaciones en Suiza se han comprometido a promover este ‘Home Office Day’. Entre ellos, la rama suiza del gigante de software Microsoft, que tuvo la idea del teletrabajo ante el temor relacionado con la gripe porcina. La compañía afirmó entonces que era una buena opción en momentos de crisis sanitaria. La gripe desapareció pero se mantuvo la idea”, indica Barbara Josef, del departamento de Relaciones Públicas de Microsoft.

Más flexibilidad

Los partidarios del ‘Home Office Day’ estiman que el teletrabajo puede ser una situación en la que todo mundo gana: empleados, empleadores y medio ambiente.

“Vemos tres áreas donde el teletrabajo es provechoso, la primera, la flexibilidad”, señala Barbara Josef. Por ejemplo, el tiempo de trayecto entre el hogar y la oficina se puede consagrar a la familia o al ocio, lo que mejora el equilibrio entre trabajo y vida privada. También puede quitar un poco de presión sobre los padres que deben hallar soluciones al tiempo extraescolar de los hijos.

La segunda ventaja proviene de una mayor productividad resultante de un ambiente menos ruidoso y de un menor número de interrupciones. Un trabajador de oficina normal es interrumpido 44 veces por día, según un estudio realizado por Oliver Gassmann, profesor de Gestión de la Tecnología en la Universidad de San Gall.

“Cuando tengo que realizar una tarea compleja, como la preparación de un artículo o una presentación, por lo general lo hago en casa porque puedo decidir quién me interrumpe”, explica, por su parte, el diputado socialista Mario Fehr, uno de los políticos que apoya el teletrabajo.

Menos tiempo perdido

Las cifras de Oliver Gassmann muestran que un empleado promedio pasa 24 horas por semana para prepararse y asistir a reuniones. Entonces, trabajar en casa un día a la semana puede eliminar hasta cinco horas de reunión potencialmente improductivas, dice el estudio.

Según Oliver Gassmann, la productividad se incrementa ya que los empleados que pueden trabajar en casa tienen menos probabilidades de caer enfermos o de sufrir agotamiento. Por otra parte, muestran una mayor fidelidad a la empresa, lo que significa una menor rotación de personal.

“Si las condiciones son buenas, el trabajo en casa aumenta la motivación y la productividad, así como la concentración y la creatividad”, sostiene Oliver Gassmann.

Por último, pero no lo menos importante, el teletrabajo también es bueno para el medio ambiente, ya que hay menos personas en las calles, lo que se traduce en un menor consumo de gasolina. Además, las personas están más dispuestas a tomar el transporte público en horas punta si hay menos usuarios.

Reglas claras

A pesar de los beneficios potenciales del teletrabajo, existen algunos puntos clave que hay que señalar para que el día de trabajo en casa sea exitoso.

Mario Fehr, también presidente de la Asociación Suiza de Empleados de Comercio, señala que las normas deben ser claras y que es importante tener en cuenta los aspectos de seguridad y soporte técnico, y decidir quién es responsable de la provisión de computadoras portátiles y otros equipos.

“Creo que todo el mundo puede beneficiarse con esta iniciativa si las condiciones son claras. Sería una buena idea anotarlas por escrito”, precisa y sugiere asignar tareas específicas para el teletrabajo.

Muchos funcionarios, sin embargo, pueden preguntarse cómo es posible garantizar que sus empleados trabajan realmente cuando están en casa, señala Barbara Josef .

“¿Y cómo podemos controlar a la gente en la oficina”, inquiere ella misma. Pueden pretender que están hiper ocupados cuando en realidad planifican sus vacaciones o hacen compras en línea. Para que esta iniciativa tenga éxito, necesitamos un cambio de mentalidad. Esa es la parte más delicada”.

Muy satisfactoria

La compañía getAbstract de Lucerna, que se resume libros de negocios, permite desde hace tiempo el trabajo en casa. “Cuando algunos comenzaron a quejarse de los trayectos, pensamos que sería una buena manera de evitar la pérdida de empleados que serían contratados en su lugar de residencia. Y funcionó, indica Manuela Nieth, responsable de la comunicación con los medios de prensa en getAbstract.

Precisa que ella misma trabajaba desde casa al menos dos días por semana y que está muy satisfecha. “Incluso algunos empleados que viven en Lucerna, toman ocasionalmente un día de teletrabajo, simplemente porque se concentran mejor”.

Por parte de la industria farmacéutica en Basilea, Roche apoya el concepto. “A pesar de que no todas las funciones se prestan, tenemos más y más empleados que desean trabajar desde su casa parte de la semana”, dice el portavoz, Alexander Klauser.

Señala que las nuevas tecnologías y una cierta apertura de espíritu permiten a Roche satisfacer dichas peticiones, e incluso que la empresa también se beneficia. “Todo el mundo gana, porque ello aumenta la motivación y la satisfacción de los empleados al tiempo que mejora la productividad”, admite Alexander Klauser.

En la hipótesis de que el teletrabajo se generalizara en Suiza, no se eliminaría el trabajo de equipo en la sede de la empresa, puntualiza Barbara Josef. “No queremos personas que regresan a casa definitivamente, es sólo una alternativa al trabajo de oficina”.

Susan Vogel-Misick, swissinfo.ch
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

MÁS SOBRE EL TEMA

Anuncios

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s