>Hábitos que pueden contribuir al envejecimiento precoz de las arterias

>

Misiones, Viernes 30 Abril de 2010 
Salud
Hábitos que pueden contribuir al envejecimiento precoz de las arterias

Beber en exceso, no realizar actividad física, fumar y no seguir una dieta saludable (rica en frutas y verduras) incrementan la acumulación de placa, favoreciendo el proceso conocido como aterosclerosis vascular. Evitando estas costumbres es posible mejorar la calidad de vida
Combinación de hábitos. Beber alcohol y no realizar actividad física, contribuyen al envejecimiento prematuro de las arterias. Foto: Archivo

“La combinación de cuatro hábitos o costumbres como beber en exceso, no realizar ningún tipo de ejercicio o actividad física, llevar una dieta poco saludable y fumar puede contribuir al envejecimiento y deterioro precoz de las arterias, y consecuentemente, incrementar el riesgo de fallecimiento”.

Esta es la principal conclusión, publicada en la reciente edición del journal Archives of Internal Medicine, reflejada en Pro Salud News, a la que llegaron los investigadores de la Universidad de Oslo, en Noruega luego de analizar a 4.886 personas británicas mayores de 18 años, desde 1984 hasta prácticamente la actualidad.

“De las casi 5.000 personas reclutadas, muchas adherían a los cuatro hábitos o comportamientos más nocivos y riesgosos como fumar, beber en exceso, no realizar actividad física y alimentarse en forma poco saludable. De esos 314, 91 murieron durante el estudio; mientras que de otros 387 que no tenían ningún mal hábito sólo fallecieron 32”, refirió la autora principal de la experiencia, doctora Elisabeth Kvaavik.

“Si bien estas cuatro conductas son nocivas de por si, para el estudio procuramos cuantificar en qué medida cada una de ellas representaba un riesgo. Así, definimos que para lo que es el consumo de bebidas alcohólicas, el límite estaba en tres medidas por día para los hombres y dos para las mujeres; mientras que en cuanto al movimiento, el riesgo comenzaba a aumentar al cumplir con menos de dos horas de actividad física por semana. Finalmente, sobre la dieta consideramos peligroso comer frutas o vegetales sólo una o dos veces al día, dado que lo recomendable es cinco”, detalló la doctora Kvaavik.

Por su parte, el doctor Alberto Alves de Lima, especialista local consultado por Pro Salud News señaló: “La información reflejada en el estudio tiene una estrecha relación con lo que sucede en la realidad, y lo que vemos habitualmente en el consultorio. De hecho, estos datos resultan fundamentales en nuestra práctica a fin de hacerle entender a los pacientes que con medidas sencillas, que están al alcance de todos y que dependen de cada uno, es posible no sólo mejorar la calidad de vida, sino también reducir la mortalidad”.

“Entre éstas se destacan no fumar, hacer actividad física y alimentarse dando especial preponderancia a las frutas y verduras, pues las tres tienen acción directa sobre el proceso de aterosclerosis vascular que se da en todas las personas, pero que en aquellas que no adhieren a estos hábitos, suele acelerarse”, aseveró el subjefe del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), quién también se desempeña como director de capacitación de la institución.
Pero, ¿qué es la aterosclerosis vascular?, según las palabras del doctor Alves de Lima, “el endurecimiento progresivo de las arterias como consecuencia de la acumulación de placas de colesterol debido, justamente, a la adhesión a determinados hábitos nocivos”.

Algunos datos más sobre la investigación
Para el trabajo, del cual participaron personas de hasta 44 años, el equipo de la doctora Kvaavik no sólo estableció -como ya fue dicho- parámetros saludables o ideales de adhesión a cada uno de los hábitos (y que, por ende, dejaban “afuera” a aquellas personas que no alcanzaran ese nivel), sino que además realizó encuestas y consideró los datos médicos de los participantes según los cuales, a lo largo de los 20 años de estudio, 431 personas murieron como consecuencias de problemas cardíacos, 318 de cáncer y 331 por otros motivos.

“En comparación con las personas que no tenían malos hábitos, aquellos que adherían a los cuatro mencionados presentaron tres veces más posibilidades de morir como consecuencia de patologías cardiológicas o cáncer, así como también cuatro veces más chances de hacerlo debido a otras causas”.

“Esto no quiere decir -continuó la líder del estudio, para el cual los voluntarios fueron seleccionados de una convocatoria aún mayor: el British Health Survey- que para estar saludable haya que ser extremista. ¿Por qué? debido a que, por decirlo de alguna forma, los hábitos saludables afortunadamente están relacionados y son acumulativos. Es decir que si a una persona no le gusta determinada fruta o verdura puede reemplazarla por un jugo o bien por otra diferente”.

“Para concluir es importante remarcar que no estamos diciendo que, indefectiblemente, una persona saludable vivirá una mayor cantidad de años que una que no lo es, pero sí creemos que tiene muchas más posibilidades de hacerlo”, finalizó la investigadora Elisabeth Kvaavik.

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en Consejos útiles, Salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s