>Abren el camino para producir vacunas orales y de bajo costo

>Prevención / Avance de investigadores argentinos

Abren el camino para producir vacunas orales y de bajo costo

Serían efectivas contra parásitos que causan diarreas fulminantes y contra otros microorganismos

Abren el camino para producir vacunas orales y de bajo costoHugo Luján (segundo desde la derecha) y su equipo de jóvenes científicos Foto: Irma Montiel
Nora Bär
LA NACION 
El parásito intestinal llamado Giardia lamblia produce flatulencia, diarrea fulminante, pérdida de peso, fatiga y mala absorción de nutrientes. No por casualidad es un dolor de cabeza para los sistemas de salud pública: la enfermedad crónica que causa es la más diagnosticada en todo el mundo, con 280 millones de casos por año, según la Organización Mundial de la Salud.
Su éxito se basa en un mecanismo asombrosamente efectivo que le permite cambiar de vestimenta casi con tanta frecuencia como una modelo en una pasarela parisina, ya que dispone de 200 “máscaras” de proteínas que intercambia al azar para engañar al sistema inmune.
Sin embargo, investigadores de la Universidad Católica de Córdoba (UCC) y el Conicet acaban de mostrar que su amplio guardarropas podría convertirse en su perdición. En un trabajo que publica en una edición anticipada Nature Medicine , ellos describen cómo lograron que parásitos modificados para que muestren todas sus “máscaras” -o proteínas de superficie- al mismo tiempo y se comporten como vacunas que alertan al sistema inmune para que los destruyan. La misma técnica podría emplearse contra otros microorganismos patógenos.
“La Giardia infecta el intestino superior de los seres humanos y otros mamíferos, y produce diarreas muy importantes que pueden durar diez o quince días -explica el doctor Hugo Luján, director del equipo de científicos del Laboratorio de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Medicina de la UCC-. Teóricamente se cura sola, aunque en muchos casos se convierte en una patología crónica o recurrente que puede llevar a la desnutrición.”

Estrategia camaleónica

El parásito puede consumar su colonización porque tiene en su genoma 200 genes que dirigen la síntesis de una familia de antígenos de superficie (sustancias capaces de estimular la formación de anticuerpos), muestra uno solo a la vez, y los cambia al azar para evadir el sistema inmune.
“Es un mecanismo impresionante -asegura Luján, quien es además becario del Instituto Médico Howard Hughes, de los Estados Unidos-. También lo despliegan los Plasmodium (que causan la malaria) y los parásitos que producen la enfermedad del sueño. Y la cándida, el hongo que afecta a las mujeres, tiene variación antigénica, por eso es tan rebelde.”
En un trabajo publicado en Nature hace un año y medio, Luján y su grupo de jovencísimos investigadores identificaron los mecanismos que le permiten a la Giardia montar su defensa contra el sistema inmune. Demostraron que en el núcleo se transcriben todos los genes al mismo tiempo, pero en el citoplasma (que es la región de la célula que está entre el núcleo y la membrana) un mecanismo los destruye y expresa sólo uno.
Luego, los científicos obtuvieron células que exhiben todo su repertorio de disfraces al mismo tiempo y decidieron explorar qué ocurría si infectaban con ellas a animales de laboratorio. “Lo probamos en 90 gerbos (roedores) y vimos que quedaban totalmente protegidos contra infecciones posteriores -cuenta-. Esto demuestra que el mecanismo sirve para evadir la respuesta inmune, y plantea la posibilidad de generar una vacuna oral aprovechando que, por ser el duodeno el medio natural de la Giardia las proteínas que presenta son resistentes al ph ácido del tubo digestivo.” Sin embargo, para no obligar al organismo a reaccionar contra tantos antígenos al mismo tiempo, desarrollaron un anticuerpo monoclonal que ofrece los mismos resultados.
“Lo interesante de todo esto -dice Luján- es la idea de utilizar el mecanismo de variación antigénica para generar una vacuna. Esto podría servir no solamente para la Giardia , sino también para el plasmodio o el tripanosoma… Además, estamos desarrollando un kit de diagnóstico para detectar parásitos que cueste menos de un dólar, para que se utilice en la jungla, en las villas.”
De acuerdo con el científico, el ganado bovino tiene un porcentaje de infección por esta parasitosis de más del 40%. También la transmite a los peones de campo y a sus hijos.
“Esta es la primera vez que se genera una vacuna a partir de proteínas, que puede ser almacenada a temperatura ambiente y administrada por vía oral -se entusiasma-. Me han llamado empresas de todo el mundo. Nunca pensamos que esto fuera a verse como una posibilidad de aplicación inmediata. Podría ser un avance enorme.”

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en Salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s