>


Natasha Pitts *
Adital –
El último martes (12), un terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter sacudió a Haití, país más pobre de América, causando una destrucción casi total. Casas, iglesias, hospitales y hasta el palacio presidencial de la capital Puerto Príncipe se derrumbaron dejando un saldo de cerca de tres millones de afectados. En entrevista con TeleSur, el Primer Ministro de Haití, Jean Max Bellerive, aseguró que el número de muertos supera los 100 mil.
El caos y la destrucción causados por el terremoto tornan más seria y más aguda la situación de Haití. En 2008, el país fue afectado por cuatro ciclones que precarizaron todavía más su situación. No hubo tiempo para que la población se recuperara de los graves efectos del fenómeno. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) las pérdidas causadas por estos ciclones representaron el 14,6% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Después del desastre, René Préval, presidente de Haití, pidió ayuda a la comunidad internacional para realizar el rescate de los que se encontraban bajo los escombros y para atender a los que habían sobrevivido. Tropas del ejército de varios países se están dirigiendo al país para prestar socorro. “Necesitamos apoyo. Necesitamos ayuda. Necesitamos ingenieros”, solicitó Préval en entrevista con TeleSur.

Miles de personas están en las calles con hambre, sed y sin lugar donde ir. Muchos están cerca de donde estaban sus casas en el intento de socorrer a algún pariente. Todavía hay cuerpos esparcidos por las calles provocando olores insoportables. Las filas para recibir alimentos y agua son inmensas y la población está dependiendo exclusivamente de la solidaridad mundial para superar esta crisis.
La ayuda ha llegado de todos los rincones del mundo; sin embargo, la magnitud de la tragedia exige que más personas se movilicen con carácter de urgencia para conseguir suavizar el dolor y el sufrimiento de los miles de haitianos sin casa. Para contribuir a la reconstrucción del país, diversas entidades están preparadas para recibir donaciones que serán enviadas a Haití.
Pon tu corazón en Haití
El Servicio Jesuita a Refugiados para América Latina y el Caribe, obra social presente en más de 54 países del mundo, está poniendo a disposición sus cuentas bancarias para recibir donaciones. Con los recursos recaudados, el Servicio Jesuita adquirirá medicamentos y alimentos que serán enviados con carácter de urgencia. Posteriormente, el dinero de las donaciones se utilizará para apoyar proyectos de reconstrucción, sobre todo en las áreas de educación y salud.
Para realizar donaciones en dólares hay disponibles tres opciones:
1. Enviar un cheque a nombre del Centro Altagracia de Fe y Justicia, con “Haitian Relief” en el “memo”, a la siguiente dirección: Centro Altagracia de Fe y Justicia
511 West 164th St., New York, NY 10032-4204.
Contacto: respinal@centroaltagracia.orgwww.centroaltagracia.org.
2. Done a través de Wachovia Bank, que sirve de banco intermediario:
Wachovia Bank, N.A. New York International Branch
11 Penn Plaza – 4th Floor, New York, NY
SWIFT code: PNBPUS3NNYC
FED ABA: 026 005 092
Banco Beneficiario: Banco Popular Dominicano,
SWIFT: BPDODOSXXX
Cuenta 2000 19200 3285
Beneficiario Final: Centro Pedro Francisco Bono
Cuenta 734-51079-5
3. Done a través del banco American Express Bank, también intermediario:
American Express Bank
SWIFT code: AEIBUS33
ABA: 026002561
Consea invita a entidades a ayudar a Haití
El Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Consea) también está buscando colaborar con los haitianos. El Consejo envió un oficio a entidades sociales, organizaciones no gubernamentales (ONGs), movimientos sociales y otros asociados solicitando ayuda para Haití. Los interesados en ayudar pueden depositar sus donaciones en la cuenta de la Cáritas Brasilera, que forma parte del Consea: Bradesco, agencia 0606, cuenta 70.000-2; Caixa Econômica Federal, operación 003, agencia 1041, cuenta corriente 1132-1; Banco do Brasil, agencia 3475-4, cuenta 23.969-0.
Ayuda humanitaria para los afectados por el terremoto en Haití
Además de los trabajos de socorro y salvataje prestados a las víctimas de los terremotos en Haití, empleados y voluntarios de AMURT/AMURTEL están recibiendo donaciones para la operación “Dé su corazón a Haití”. Los interesados en ayudar pueden realizar donaciones en cheques AMURT que deben ser emitidos a: 2502 Lindley Terrace Rockville, MD 20850, USA. También está a disponibilidad una cuenta bancaria: Asociación de AMURT/AMURTEL, Banco do Brasil – agencia 0392-1, c/c 18722-4 CNPJ: 92.251.354034- 95. La entidad pide que después de la donación se realice una comunicación por email a mayajiit@yahoo. com.br.
Fe y Alegría pide ayuda para Haití

También la Asociación Civil Fe y Alegría está comprometida en la lucha por la reconstrucción de Haití y apoyo a la población afectada. La entidad está poniendo a disponibilidad sus cuentas bancarias para recibir la solidaridad de aquellos que creen que es posible suavizar el sufrimiento de los hermanos haitianos.

Cuentas bancarias disponibles:
Banesco 0134-0860-22-8603003853
Venezuela 0102-0136-53-0001015159
Bancaribe 0114-0150-35-1500362738
Banco Provincial 0108-0027-76-0100748956
Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com

* Periodista de Adital

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s