>El calentamiento global y la contaminación, no sólo le hace mal al planeta. 

Su impacto repercute en la salud de las personas: impulsa la reaparición de enfermedades infecciosas como el dengue y la malaria, y “está produciendo un fuerte aumento de casos de asma y alergia”, señalaron especialistas durante el XXI Congreso Mundial de Alergia que se llevó a cabo en Buenos Aires del 6 al 10 de diciembre.  

Según los expertos, “los cambios ambientales son desencadenantes de alergias, y son conductores de mayor prevalencia de asma y alergias y empeora todas las afecciones respiratorias, especialmente en las ciudades”. 
1º) Las  plantas alergénicas extendieron su época de floración, aumentando la carga de pólen en el aire.
2º) Los índices de polución industrial son crecientes.
3º) La concentración humana en las urbes y la velocidad creciente de la vida social y laboral, quiebra la configuración biológica y morfológica de los individuos. 

“En las últimas décadas hemos visto un incremento de la patología alérgica a nivel mundial” señaló el doctor Ignacio Ansotegui, de la Universidad de Belfast, Reino Unido. Si tenemos en cuenta que el componente genético cambia lentamente a través de la evolución, el marcado aumento de la patología alérgica puede explicarse por los cambios ambientales”. El especialista comentó que “el cambio climático, conjuntamente con el estilo de vida urbano, la contaminación, y el estrés, están haciendo de las enfermedades alérgicas la mayor epidemia no infecciosa del siglo XXI”. El incremento de los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera y el consiguiente aumento de la temperatura global, han convertido a la tierra en un gran invernadero donde las plantas polinizan antes, con mayor cantidad de polen, y terminan más tarde este ciclo. El polen, unido a los contaminantes, hace que éstos sean más agresivos y patógenos. En tanto, las personas expuestas a contaminantes diesel manifiestan 20 veces más síntomas alérgicos que quienes no están expuestos a dichas partículas. 
“Se está observando un aumento de las consultas a la guardia médica en progresión geométrica”.
Unas 300 millones de personas sufren asma en el mundo. De no tomar medidas urgentes para mitigar el cambio climático, las muertes por asma aumentarán cerca de 20% en los próximos 10 años. 

Uno de cada cuatro niños europeos es alérgico, y en Argentina, 1 de cada 5 niños. 
Más de la mitad de los chicos y adolescentes argentinos (unos 6,5 millones) está en “riesgo ambiental” por habitar en zonas con alta contaminación ambiental por actividades industriales, falta de cloacas y dificultades para acceder al agua potable, según el Atlas de Riesgo Ambiental de la Niñez en la Argentina, elaborado por la Defensoría del Pueblo de la Nación, con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Unicef, la OIT y la OPS

Más información en:
Informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS): Diez Datos acerca del Cambio Climático y la Salud: http://www.who.int/features/factfiles/climate_change/es/index.html
Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC)
http://www.alergia.org.ar/ (en el sitio hay una sección sobre conteo de pólenes)
Fundación para el Estudio del Asma y otras Enfermedades Alérgicas
www.fundaler.org.ar
Estudio internacional “Alergias en América Latina” recomendaciones para pacientes: www.allergiesinlatinamerica.com

Anuncios

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en Cambio Climático, Salud. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s