>

Manten tus brazos abiertos para los cambios, pero no dejes que se te escapen tus Valores.
No te detengas
La piel se arruga, el pelo se vuelve blanco,
los días se convierten en años, pero lo importante no cambia.
Tu fuerza y tu convicción no tienen edad.
Detras de cada línea de llegada, hay una partida.
Detrás de cada logro, hay otro destino.
Mientras estes vivo, siéntete vivo.
Si extranas lo que hacías, vuelve a hacerlo.
No vivas fotos amarillas.
Sigue, aunque todos esperen que abandones.
No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
Haz que en vez de lástima, te tengas respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
Cuando no puedas caminar, usa bastón.
Pero,
¡Nunca te detengas!
                                                Teresa de Calcuta

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en Autoayuda, Meditación, Reflexión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s