>

Me tomo una garompa


El tema de hoy es “Me tomo una garompa”… y todo me importa un bledo… (frase hecha famosa en un programa de TV, en donde él decía algo bastante mas grosero en la segunda mitad).

¿Quién no quiere tomarse una “garompa” de vez en cuando?

Hay gente que se toma todo, empina el codo, otros se dan con todo y otros se dan el mate (cabeza) contra la pared… ¡cuanto más sano seria tener una garompa a mano!!!

A mi se me ocurren varias clases de “garompas” y supongo que a muchos de Uds… Se les ocurrirán muchas mas aun, ¡qué lindo es pensar en grupo!

La filosofía Hermética, madre de la Alquimia, sostiene que la mente humana tiene la facultad de transmutar las cosas de un estado a otro.

No se referían a la creencia simplista de transformar cualquier metal en oro, sino a la capacidad humana de cambiar a voluntad su estado mental o su estado de animo… Por supuesto aquellos cuyos estados de animo o mentales los controlan a ellos y no ellos a estos están chiflados, o mejor, yo diría que mal encarrilados.

Cuando el ser humano descubre que con su mente, nada mas ni nada menos que con su mente, es capaz de modificar su estado, es cuando comienza a adquirir seguridad en sí mismo y comienza a terminar con sus miedos.

Ojo, no estoy hablando de poderes mágicos ni invocaciones diabólicas, tampoco de creer que otro es el poderoso y resignar todo nuestra voluntad en él, como en el caso de las sectas… No esto tiene que ver con el dominio de uno mismo y el conocimiento de uno mismo.

Dice Khalil Gibran, en El Profeta, refiriendose al conocimiento de sí mismo: “una casa dividida no es una cueva de ladrones, es solo una casa dividida”. Es así como cuando estamos mal con nosotros mismos somos tan solo seres divididos y aunque esta división pueda llegar a perdernos, no somos mas que eso y la solución esta en juntar nuestros yo.

En otro libro, El Loco, el mismo autor cuenta la historia de un hombre que deambula por una ciudad y la noche lo sorprende en una plaza, allí se queda dormido y mientras duerme le roban las siete mascaras de las siete personalidades que lo cubrían, a la mañana cuando despierta se encuentra con que la gente lo rodea y el se encuentra desnudo, sin ninguna mascara para cubrirse y le comienzan a gritar “loco, esta loco”.

La vida nos exige cumplir con roles para los que a veces no estamos preparados y recurrimos al desarrollo de una falsa característica para hacerle frente, eso nos produce un desgaste tan grande que terminamos con estrés, depresión o enfermedades psicosomaticas. Y todo esto porque pensamos que la sociedad no nos va a aceptar tal como somos para el cumplimiento de diferentes roles…

Bueno, ya me fui para el demonio, volvamos a la “garompa”.”Garompas” para vivir mejor:

  1. Ponerle música a la situación, cumbia, cha cha cha, merengue, la gatita Carlota, etc.
  2. Cantar algo divertido y hacerlo bien fuerte, eso es bueno para cuando vamos manejando y el resto nos mira como locos.
  3. Ponernos a bailar en donde estemos, podemos ir al baño si el lugar es inadecuado.
  4. Pedirle a un amigo que nos cuente un chiste, leer un chiste en internet, si no funciona leer 70 chistes hasta reirte a carcajadas.
  5. Improvisar estornudos… seguro terminamos ahogados o riendo.
  6. Llamar a alguien querido, nuestros hijos o sobrinos pequeños es mejor, y charlar un rato.
  7. Mirar tres capítulos seguidos de Beny Hill, Mi bella Genio, Los tres Chiflados, etc., grabados previamente. (mi hija ve “El club de las divorciadas” “The first wife club”)
  8. Pensar tonterias, decir tonterias, hacer tonterias.
  9. Imaginarnos a la gente en ropa interior, clase, color, quien usa calzoncillos largos, pantaloncitos o boxers, ídem mujeres. (a mí me divierte imaginar a los hombres…)
  10. Ponernos tapones en los oídos y mirar todo como si entendiéramos.


Si no resulta, realizar del paso 1 al 10 todos juntos.

Si no resulta consultar a un psiquiatra, seguro que lloraras al pagar la cuenta y prometerás no volver a hacerlo en tu vida.

Les deseo suerte y buen humor.Y en serio, si se sienten verdaderamente mal, no duden en pedir ayuda o en consultar a un profesional, si ven que el tipo se toma tres cafés y fuma cinco cigarrillos durante nuestra entrevista, busquen a otro.

(Yo hace 27 años que tengo la misma psicoanalista!!!)

Graciela

Acerca de Graciela Mariani

Arquitecta Planificadora Urbana y Regional
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s